viernes, 27 de julio de 2012

CLAVES DEL CONTEXTO HISTÓRICO Y CULTURAL

A finales del siglo XVIII, las colonias americanas de España y Portugal empezaron a luchar para convertirse en naciones libres. Tanto la Revolución Francesa como la Independencia de Estados Unidos suscitaron en las colonias un sentimiento general de autonomía que desembocó en los movimientos de independencia.

La emancipación criolla no trajo la ahnelada tranquilidad a las nacientes repúblicas. A la independencia siguó la anarquía: tiranía, guerras civiles y conflictos entre las naciones.

Pese al desorden, se lograron cambios decisivos en la estructura de los paises americanos. Entre ellos podemos mencionar:
  • Reforma de la economía de acuerdo con los principios liberales: libertad para producir, comerciar y trabajar.
  • Abolición de la esclavitud y servidumbre de los indígenas.
  • Modificación del sistema social debido a las transformaciones de los estamentos de la Colonia: se trataba de un nuevo orden social (la burguesía) y una nueva mentalidad sustentada en el talento y el trabajo personal.
  • Educación e instrucción para todos con la incorporación de los sectores populares, las mujeres y los niños.
  • Lucha contra las instituciones que impedían el progreso humano en cualquier ámbito: personal, social, moral, intelectual y artístico.
Después de las guerras de independiencia, algunos escritores buscaron a través de sus obras ayudar a liberar a sus pueblos de la miseria cultural y material. En muchos países, los escritores se integraron activamente a la vida pública e incluso llegaron a ser presidentes de sus respectivas naciones. Por otra parte, la necesidad de encontrar los rasgos que representaran lo característico de cada pueblo impulsó el afan de llevar a la literatura algunos personajes típicos de la vida americana, como el indígena, el campesino y el gaucho.